jueves, 20 de marzo de 2014

CHAL PARA LUCIR




                                         Primero Felicidades a todas las Josefinas y Pepitas en su onomástica, un día muy señalado y especial sobre todo en Valencia.
                          Hoy  traigo un chal que hice precisamente para las noches frescas de la semana de  fallas.  La entrada de la primavera suele ser  todavía fría para  trasnochar en éstas fechas, de manera que las falleras utilizan los preciosos mantones bordados o los chales.
                          Éste es fácil de elaborar y la muestra es muy conocida y difundida. No obstante y siempre pensando en las que trabajan menos el ganchillo, prepararé un tutorial para la proxima entrada.



                                 Si se confecciona con lana muy suave al tacto, acrecentará la  sensación de calor.  Puede hacerse en cualquier color pastel, pero el blanco le va bien a todo y luce más.


                
                                         Espero que guste. Felicidades y hasta pronto.   

sábado, 1 de marzo de 2014

EL ALEGRE COJIN


                                                 Hola amigas: La presente entrada viene cargada de sustancia. Pero lo primero comunicaros la llamada de auxilio que una de nuestras bloguer@s nos manda para una niña que se encuentra en grave situación de muerte. Teneis una explicación más amplia y de primera mano pinchando en el cartelito o en el enlace de "de cartón y trapo", no os cuesta mucho asomaros um momento. Gracias.

                                               Otra cosa es pediros disculpas a las que como yo os gusta el ganchillo pero no teneis mucha soltura a la hora de trabajarlo. Yo como me lo suelo ver fácil me creo que las demás también y me olvido de ese sector.
                                                Voy a procurar de ahora en adelante hacer explicaciones o tutoriales. Siempre que pueda, pues muchas veces no me ajusto a esquemas (trabajo a ojo) y de tanto hacer y deshacer al final no me sirve el apuntarlo.
                                                Bueno, quería deciros que como en todas las cosas, el ganchillo también es práctica. OJO, TODAS PUEDEN CONSEGUIRLO.
                                                Y para demostrarlo he revuelto Roma con Santiago (por eso he tardado en hacer la entrada) buscando éste cojín que tejí hace muchos años, con la idea de volver a hacerlo en otra gama de colores.

                                                 ¿Qué os parece? Bonito ¿eh?. Cuadrado, colorido y llamativo ¿Os gusta?.   Pues bien, es una auténtica chapuza. Nadie mejor que yo sabe la cantidad de fallos que tiene y además se ven muy gordos (ni se os ocurra agrandarlo) Je,je,je. En aquél entonces no tenía a quién preguntar, no había manera que las piezas me salieran cuadradas. Lo vi en un escaparate y me enamoré de él. ANTES me bastaba ver una muestra y reproducirlo cuando llegaba a casa . Alguna costaba más, pero al final, salía. Otras......como la presente, me dió muchos quebraderos. ¡¡Con lo fácil que es!!
                                                 Con ello quiero demostrar que hay que cultivar un poco de paciencia para que surja el fruto. Hoy tenemos la ventaja de tener éste magnífico medio para poder alimentar, experimentar, preguntar........  qué maravilla y cuánto retraso llevo.
                                                  Para las quien le guste realizar esta muestra aquí van las explicaciones. 
                                                  Cambiando la base de puntos, cambia la medida. También depende del grosor de la lana y el ganchillo. Antes de hacer un trabajo realizar una prueba, sobre todo si se trabaja para una medida concreta.
                                                 
                                          Ésta medía: 10cm x 10
                                          Elijo colores pastel para que se observen mejor los puntos:
                                          Montar una base de siete puntos y hacer tres pasadas de puntos altos o baretas, pinchando EN LA CABEZAde cada punto alto.

                                      
                                           Cambiar de color . Empezar siempre con dos puntos de cadeneta y pinchar por DEBAJO de la cabeza de la bareta, siete puntos igualmente.
                                   
                                           Al legar a la esquina hacer una bareta. dos puntos de cadeneta y pinchar junto con la bareta anterior . Seguir con seis  puntos más.

                                          En total siete puntos también.  





                                            Laa segunda vuelta amarilla consta de 8 baretas hasta la esquina. Cuando lleguemos se harán *dos baretas + dos cadenetas + dos baretas. Ésto será ya la tónica para el resto de las vueltas. 

                  
 Llegar hasta el ÚLTIMO punto alto.
                                           



                                           La  vuelta rosa consta de 10 puntos altos, hasta la esquina, respetando el grupo *
 
                                           
                                            P
En los comienzos pinchar siempre en el primer hueco.

                                     
                                             Vuelvo a recordar e insistir en pinchar, (al final de cada vuelta) en el último punto alto de la vuelta anteior. El ganchillo marca donde hay que pinchar aún la vareta que falta.. Es importante para que nos quede bien cuadrado.


Y así se van subiendo tantas veces queramos.

El revés del cojin seguirá similar tónica de trabjo.
Hacer un nudo corredizo o con seis puntos de cadeneta cerrar y  montar dos puntos altos + dos cadenetas  + dos puntos altos. Repetir cuatro veces en total.




Siempre  para las esquinas, dos baretas, dos cadenetas, dos baretas.



La siguiente vuelta, empezar con dos puntos



 



Y cerrar con punto deslizado, para mpezar de nuevo con dos puntos.




                                            Así hasta alcanzar  la dimensión que queramos.




                                             Espero que se haya entendido bien. No obstante, al final como en las reuniones, se admiten:
Ruegos y preguntas.  
Besos para todas.