lunes, 28 de diciembre de 2015

Bolas navideñas

Vayan mis felicitaciones para todas y en especial a las que me seguís con vuestras visitas, comentarios y compañía. Felicidad y salud.
Una entrada cortita, que tras una velocidad de vértigo para algunas labores, aquí os traigo éstas bolas que he regalado para adornar a gusto de la destinataria.
                                  Bien para el arbol, la mesa
                                    O cualquier otro punto de la casa.
                                Que tengais una feliz salida y entrada de año.
                                                                                    Besos.



martes, 22 de diciembre de 2015

Papá Noel

                                           #2 Reto crochetero
                          Hola amigas: Son días de ajetreo y he tenido que emplearme a fondo para cumplir con el reto crochetero de un grupo de amigas.  Mi reto ha consistido en un Papá Noel propio de éstas fiestas. Y como veis, él también va cumpliendo sus quehaceres por los tejados.
                                Aquí un primer plano, aunque los interiores salen fatal con la máquina que tengo.
                               Habría añadido algún detalle más, pero no era posible.
                                 Si casi, casi no llego a tiempo de acabarlo. Pero él si ha llegado cargadito de regalos.
                                        Zulú andaba medio escondido al detectar movimiento por su territorio favorito.

                                           Y mira por dónde le ha tocado un regalo
                                         Se lo debía de esperar, por la rapidez con que lo ha cogido.
                                 Y se lo ha llevado enseguida, todo contento a su casita para abrirlo.
                                 Ja,ja,ja, no podía ser un regalo mejor, ya tiene algo con qué jugar. Si quieres verlo mejor, pincha en la foto.
                                  Por mi parte, feliz Navidad a todas y que Santa C. os traiga cosas buenas con mucha salud para poder disfrutarlas.
                                             Besos.
                                                      Nita.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Amineko Zulú

                                                  Hola amigas:
                                                   Parece que repito entrada pero en realidad no lo es. Me explico:
Debido a las super largas vacaciones estivales, no pude  celebrar el cumple-blog y aplazarlo no ha sido solución.
                                                   Por otro lado hace poco rebasé las 100 entradas y en su día pensé que cuando ocurriese lo celebraría. Si para cada una de las ocasiones, pensaba realizar un sorteo y en Navidad también... eran demasiados en tan corto plazo.  Por cierto,  no voy a poder  hacer éste último tampoco. Ya buscaré la ocasión.
                                                   Puestos así he observado que la entrada número cien, coincide con el amineko Zulú, entonces, en conmemoración, he decidido otorgarle vida en el blog, lugar donde ha nacido.
                                                   De ahora en adelante y si se porta bien, lo dejaré entrar en los post´s
                                                   No se leen bien las letras. Para ello pinchar en la foto y se agrandará.          
                                                    De momento le he confeccionado una bufandita para los fríos  que ya nos amenazan.
                                                    Hasta pronto.
                                                                       Nita.

martes, 1 de diciembre de 2015

Reto 71 Servilletero de mesa

                                                            Presentando en reto número 71 organizado por nuestra amiga Yolanda de "El creativo mundo del tejido" . Gracias, Yolanda por tan excelente organización y realización del reto.  Mi labor es un servilletero con ideas. Seguro que alguna debe servir para nuestros propósitos. 
             La mayoría de las crocheteras, tejemos los centritos de ganchillo para proteger la madera de los muebles y las mesas de vidrio.

               Pero hay otras utilidades donde llevar nuestro trabajo.  Puede ser un improvisado costurero temporal.
             Podemos utilizarlo como base de panera  a la hora de comer, o acompañamiento a una cena especial. 
                Para recoger los grannys o partes de una labor que vamos confeccionando y necesitamos ir dejándolos en un montoncito.
                     
              O, como en mi caso que lo he convertido en servilletero. 
          He confeccionado dos medidas. Y he puesto un lápiz para que se observe mejor el tamaño. 
              El destinado al servilletero he querido que fuesen de ocho "ondas" para que resulte simétrico. No obstante se puede hacer más grande, a gusto de cada cada una.
                  Así se puede dejar tal cual, o embellecerlo como lo requiera una ocasión especial. Ya que se acerca el ambiente navideño, lo he decorado con los colores propios.
                 Cintas de raso le dan otro aspecto más atractivo. Una o dos.

                  O también más típicamente clásico con espumillón.
                    Yo he elegido  para el servilletero cinta.
                               Y ya  con ésto  queda preparado para servir a la mesa. En los centros cabe lo que vuestra imaginación quiera. Piñas, fruta, bolas,florerito bajo....... Seguro que aún queda alguna idea en el tintero.                       

                              Pidiendo disculpas por haberme demorado un poquito en el post os deseo feliz semana a todas y voy a visitar a las demás participantes en éste reto.
                                                                                                            Nita.

martes, 24 de noviembre de 2015

Costura al canto

                                             Hola chicas:
                                             He observado, por los blogs, que hay epidemia de exceso de trabajo, cada una por un motivo distinto. Y claro, yo no voy a ser menos. Pero no creais que es por los preparativos de las fiestas, no. Es porque me llueve costura por todos los lados. Ya llevo una temporada que no paro, y por lo visto "suma y sigue". 
                                            Sábanas bajeras, dobladillos, subida de pantalones, cremalleras, zurcidos..... ESTO NO TIENE INTERÉS BLOGUERO. 
                                             El jueves tuve una visita inesperada. A mi nieta se le había descosido parte de la cintura de su vestido. No se me ocurrió hacer foto, pero es igual.
- Un agujero yaya.
Ningún problema. Comenté con mi hija la posibilidad de añadir un cinturón reforzando la cintura.
- Con un lazo yaya. Grande.
                                              Bueno pues ella misma eligió la tela, entre dos más en verde, haciendo juego con los colores del vestido.

                                            Ayer domingo ya lo tenía en una palomilla (percha). Se quedó dando vueltas al vestido a ver dónde estaba el "agujero"
-Eres un hada yaya.
¡¡¡Que inocencia más preciosa, Dios mio!!!
                                            El lazo queda en la parte de detrás. Y el dobladillo tenía un pequeño desgarrón que he tenido que zurzir. Con las prisas tampoco hay foto.
                                            Pues nada a seguir cosiendo. Pero el uno de Diciembre me propongo cerrar la paraeta. El resto para el año que viene...... Sólo urgencias.
                                                                                          Hasta pronto.
                                                                                                            Nita.
                                                             

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Armario auxiliar 2

                                                   Hola amigas:
                                                   A parte del considerable atraso por quedarme sin internet y trabajo imprevisto, voy más lenta que el caracol.
                                                   Dicho ésto, vamos al grano, la entrada de hoy cierra por ahora el grupo de estanterías.
                                                   Éste segundo armario tiene el mismo tiempo que el anterior, (más de treinta años) encontrándose uno al lado del otro. Se destinó para los niños y se difiere en tamaño, misma altura pero la mitad de ancho. Mismo método también, aunque sólo un costado para abrir.
                                                    He de decir que yo no sé bordar a máquina pero me compré una semi automática, que en aquél entonces era puntera, con la cual esperaba  a parte de facilitarme la costura, festonear y bordar.  No se me ocurrió otra cosa que  practicar haciendo el presente trabajo. Qué ilusa. (Así acabó)
                                                    Ya no me quedaban retales tan grandes pero conjugué a dos colores. 
                                                     Quería ésta composición: la parte de arriba sería el cielo y el resto el lugar donde plasmaría algún animalito y  vegetación.

                                                      La palmera se encuentra en un lateral y casi es tan alta como la altura total del armario.
                                               Y abajo del todo mi animal preferido. El gato.



                                           La parte frontal quería que fuese una gran rama con abundantes flores y pajaritos. Siempre he creído que lo que estaba haciendo eran APLIQUES, hasta que abrí el blog y una de vosotras me dijo que eso era Patwork. Osea, ¡Estaba haciendo Patwork sin saberlo!. Lo que conocía por algunas revistas era que el patchwork eran trozos de tela cortados y dispuestos de tal manera que salían figuras  geométricas..... Me gustaba, pero eludía cualquier intento. No me aclaraba, resultaba sumamente dificil. Tanto así tuve que desterrarlo de mis labores. Hasta que llegué aquí y vi vuestras maravillas.  Busqué algunos tutoriales y quizá ya no me parece tan inaccesible. Al menos ahora lo entiendo. Qué oscura ha  quedado la foto.

                                             Bien, sea como fuere éste  proyecto, fatal a más no poder, quedó inconcluso como puede verse todavía por las lineas de lápiz (mejor si no lo agrandais). Me dije a mí misma que en algún viaje, lo desarmaría y terminaría. ¡¡¡JA!!!, no me lo creo ni yo, siempre me ha dado una pereza enooooooooooooooooooooooooorme desmontarlo y acabarlo ¿Acabarlo? Si llegara la ocasión ni se me ocurriría ponerlo de nuevo. Ha llovido mucho desde entonces.              
                                              Si lo muestro es por dar ideas de lo que se puede hacer, no por el trabajo en sí. No me explico cómo se me ocurrió dejar un "borrador"  como bueno y para más regodeo incompleto. Bueno sí,  novata que era una y las ganas de colocar la ropa de los peques. Excusa, que hoy no me vale.

                                              Por último, si alguien piensa que una estantería de hierro es horrenda en cualquier habitación, os voy a ilustrar en escritura porque no hay foto.
                                              El salón de mi casa tenía un pilar que molestaba de cualquier forma lo mirases.  Y si algo se podía disimular era, efectivamente con una estantería. La hice de alta hasta el techo. Cada ángulo lo revestí con papel adesivo imitación madera en conjunto con los muebles. Los tornillos, como siempre para éstas cosas, dorados que son más decorativos.  Los estantes eran de metacrilato, imitando al cristal. De anchos igual que el pilar, de 20 a 25cm no recuerdo bien, y largo unos 40cm.  Sirvió para alojar algúnn adorno de vidrio y/o cerámica. Más tarde, el hombre de la casa, lo llenó con cintas de VHS.
                                                Pues bien, hubo quien, me preguntó qué carpintero me lo había hecho. Ja, Ja, ja,ja, ¡No me lo podía creer! Lo cual demuestra que no estaba tan mal. Así estuvo varios años, hasta que me mudé al campo.
                                                Aún conservo los ángulos para reutilizar sin o con nuevo papel. De los estantes no tengo idea por donde andan. Veis un trozo de los casi tres metros. 
                                                      De lo que se trata es que queda demostrado una vez más cómo con algo tan simple se puede conseguir algo util y bonito además de un ahorro considerable.
                                                      Os pido disculpas por un post tan largo y aguantar hasta el final las que hayais llegado hasta aquí.
                                                      Muchas gracias, de veras y un extensible abrazo para todas.
                                                                                                                                                   Besos.
                                                                                                                                                             Nita.

martes, 10 de noviembre de 2015

Armario auxiliar



                                 Hola amigas
                                 A veces no queremos caldo y tomamos taza y media. He estado sin internet unos días y como mis conocimientos del medio son básicos, hasta que no han venido a resolver el problema…… a rabiar,   grrrrrrr.
                                 Bien, pues tenía preparado éste post pero dudaba en enseñarlo. No obstante siguiendo en la línea de las estanterías, me he animado pensando que puede servir como idea o solución para alguien. 
                                Se necesitaba habilitar un trastero y existía complicaciones con el mobiliario. Entonces se me ocurrió convertir yo misma  una estantería en armario.
                                Lo de siempre, unas telas, material necesario y un poco de imaginación. Si había de proteger la ropa de humedad y polvo la debería  cerrar por completo.                                 

                               ¿Problema para mantener cerrado? Velcro.  Como se utilizaría  muchas veces, lo mejor era remacharlo. Aquí  pedí ayuda a mi marido porque atravesar el hierro no es nada fácil. La madera, por supuesto es más blanda.                     
                                  Conseguí unos metros de plástico, como el que se aprecia. Rodeé toda la estantería como medida y busqué una tela apropiada.
                            

                                Bueno, en aquél momento no encontré una tela lo suficientemente grande para todo el contorno así que tuve que añadir otro retal para la parte de atrás. Se transparenta el color. 

                                Ya puestos, añadí  unos bolsillos.  
                                   Estantes a la izquierda
                                  Y a la derecha perchero. También aquí intervino mi media costilla  quien me buscó y colocó la barra (de acero inoxidable) porque mi intención era poner un rabo de escoba. ¡No os riais, que os oigo!. Ja,ja,ja,ja, ya me rio por vosotras. Utilizo lo que tengo, y hierro yo, na, de na. 

                                    Vista general.

                                Va todo cosido, claro, excepto la parte de abajo, que no recuerdo ya porqué no lo hice.
                                Y los tornillos frontales los sustituí por unos dorados. Más  bonitos.
                                 Pues Ya tiene más de treinta años, el color ha palidecido un poco, pero por lo demás se conserva estupendamente, soportando incluso humedad. En la imagen, la esquina es sombra, no cambio de color. Se encuentra en la casa familiar veraniega y su papel ha sido y sigue siendo muy importante.  
                                 Dicen que donde no hay pan buenas son las tortas, pues aquí se confirma.
                                 Para algunos, es todo muy cutre y pobrecico pero en aquél entonces resultó algo fuera de serie. Si hoy volviese a hacerlo, cuidaría más los detalles.  Ahí teneis la idea. Modificaciones... todas las que se os ocurran.
                                  Hasta pronto.
                                                  Nita.
                                   

domingo, 1 de noviembre de 2015

Nueva estantería



                       Siguiendo con el cambio del nuevo cuarto de costura, vuelvo con otra estantería pero ésta vez dedicada principalmente a telas. Al ser de hierro aguanta perfectamente todo el peso que quiera poner. Nada elegante pero la función que cumple, ¡Caray! me viene de perlas.
                                      Hoy no hay tuto porque simplemente ha sido un cambio de lugar sin necesidad de desmontar.
                                      No obstante si alguna le soluciona un problema de espacio, o quiere montar una como simple "almacén", los materiales se pueden conseguir en comerciales como son Leroy Merlyn o similares. Las bandejas (estantes) las hay de diferentes medidas: 30, 60, 80 de largo por 30 de ancho. El resto de medidas ya son especiales. Se piden los ángulos (listones altos) y una escuadras, (éstas le dan una robustez extraordinaria) para las esquinas de las bandejas. Se han de pedir los tornillos y tuercas necesarios (los que atienden al personal calculan la cantidad) y solo queda el montaje en casa.
                                       Si lo hacéis vosotras mismas, sí que os daría algún consejo, porque aunque parece sencillo tiene sus pegas. La primera vez me costó  deshacerla cuatro veces. Ahora, cogido el tranquillo, no se me resiste ninguna.


                                            Observad, fuera de la estantería a mano izquierda la montaña de telas que veis, no son otra cosa que sábanas para reparar. No son todas mías pero para el caso....
                                            Los bultos de bolsas de plástico (a la derecha) son los trabajos a ganchillo pendientes de terminar.
                                            Y por último un primer plano de los ovillos para ganchillo, que he protegido en maletitas transparentes.


                                              Bueno, pues ya sabéis un poco más de mí. He pasado a un nivel inferior grrrrrrr, pero no me voy a quejar, podría estar peor.
                                             En ésta misma linea, la proxima entrada va a ser mucho más interesante.
                                                                                        Hasta pronto.
                                                                                                Un beso y abrazo para todas.
                                                                                                                                            Nita.