jueves, 29 de octubre de 2015

Estantería para lanas

                                                      Hola amigas:
                               Ponerme al día en labores también me está costando un montón.
                               Enhorabuena a todas aquellas que disponen de una habitación dedicada a la costura, labores o en definitiva trabajos manuales. Yo he pasado de disfrutarla a  tener tan sólo un rincón de a penas dos metros cuadrados aprovechando poco más el hueco de la escalera. Tener espacio para todo cuanto necesites es toda una satisfacción pero un cambio tan drástico, es frustrante.
                                Si bien no sirve de nada lamentarse, porque las circunstancias así lo requiere, no queda otra opción que buscar soluciones. Y una de ellas, en éste caso, es utilizar las paredes como tabla de salvación. 
                                 Una estantería acoge el grueso de lanas y sustituye a las cajas, que entorpecen el poco espacio.

                                            Teniendo el suficiente material en casa, ni corta ni perezosa puse manos a la obra.
                                            Ha de ser totalmente a medida porque hay que dejar lugar al resto de elementos.

                                            Puede que no sea una manera muy ortodoxa, la mía, pero conseguir el objetivo es lo importante.
                                            Comprobando las medidas.  
                                             Como lo hago a mi manera me lleva más tiempo que a un manitas, pero no importa. 
                                              Prueba  de cómo va a quedar.
                                  También el gato me ayudó.... a tirar las tablas claro. 
                                             Una vez comprobado le doy la vuelta para atornillar laterales. 
                                              Y refuerzo las esquinas con pequeños ángulos.  Un poco torcidico, no pasa nada, queda en la parte de detrás.
                                             Ya listo para trasladar limpiar y colocar
                Este tipo de estantería me gusta atornillar a la pared. Y aquí tuve que pedir auxilio.
                                             Al no mantenerse de pie en el suelo me faltaban manos para trabajar.  
                                      Bueno pues un espacio ocupado. Ahora pienso buscar un hule transparente a modo de pantalla para evitar el polvo. Ya, un tanto cutre, pero como dice el dicho "no se puede estirar más la manga que la mano". Es lo que hay, no cabe otra cosa.
                     Hasta pronto.
                                  Gracias por vuestra compañía.
                                                                           Nita.









miércoles, 21 de octubre de 2015

El último de la cola

                                                   ¡¡Amigas!! mis saludos más cariñosos:
                              Después de unas vacaciones super largas, largas, me resulta toda una odisea volver a la normalidad. Todavía no se puede decir que pueda emplearme de lleno en nuestra afición pero estoy deseando volver a encontrarme con vosotras y ver todos vuestros novedosos trabajos. Desde luego me va a costar un montón ponerme al día, pues deseo ver lo máximo posible desde que cerré el ordenador. Al menos lo voy a intentar.
                                 Por cierto, quedé a las puertas de concluir el reto 67 organizado por Encarna de Nemen completa y prometí enseñarlo acabado a mi vuelta. Así pues antes de nada os presento, merecidamente, al último de la cola. Hace tiempo llevaba entre ceja y ceja hacer un amineko, por tanto la ocasión me ha venido como anillo al dedo.
                                 Se le ha bautizado Zulú por su parecido a la palabra azúl y porque tuve un gato con el mismo nombre. 
                                 Me parece que su afición es la música, aquí lo hemos cogido en "in fraganti".

                                          Y aquí parece que espera a alguien para tomar el café.


                                         Será algún amigo, porque no le conozco novia. Sinembargo el centro de flores me intriga...
                                            No estará de más vigilarlo ¿No?
                                            Os iré visitando poco a poco. Besos.