sábado, 30 de diciembre de 2017

Reto 96

Hola chicas:
                         Fechas muy señaladas ¿Verdad? final de mes y final de año. El de mes lo tenemos reservado para cumplimiento de retos y el corriente nos viene de la mano de las blogueras de "decosurvintage" con el reto 96. Ellas nos proponían el reciclaje de botellas; una bonita manera de decorar y lucir rincones y mesas.  Yo no suelo tener demasiados objetos de adornos, a no ser que a la vez tengan utilidad, por eso tuve que darle vueltas al coco. Por fín dije: para el tocador, pero luego pensé que el baño es el lugar donde suele haber menor cantidad de adornos, por no decir ninguno.
Entonces decidido, voy a  dar un toque de color  al baño vistiendo una botella de colonia (recargable) para lucir en el estante de cristal. He tenido que cambiar el tapón de otra botellita para poder realizar lo que llevaba en mente.
                                          Vestir una botella a ganchillo es fácil  y rápido pero el tiempo en estos días apremia. Quería que pareciese un subonet y tal como quedaba no le hacía justicia. Por eso a última hora decidí que era mejor invertir más tiempo en conseguir un parecido.
                                         Como ya se sabe, las prisas no son buenas consejeras y  el cuerpo ha quedado un tanto descentrado.  Una lástima, pero de momento no puedo dar marcha atrás.
                                         Y final de año...... ya se sabe. Solo deseo salud para tod@s/os y que el mundo encuentre solución a tantos problemas que nos acechan.
                                                                                                                el año que viene con nuevos trabajos manuales, proyectos y labores. Besos
                                                                                           Nita
  

viernes, 29 de diciembre de 2017

Ángel navideño

Felices fiestas amigas:
                                 En ésta época no faltan todo tipo de adornos navideños y por mi parte cumplo con ese requisito. Lo malo es que éste adorno iba dedicado a un reto y por despiste me pasé de fecha teniéndolo acabado. Pero no importa ya que el fin de la labor ya tiene dueña y lo debe de estar disfrutando.
                                 El ángelito es de sobra conocido por todas nosotras sacado de las labores de MC del blog  "coso que te coso" la diferencia solo está en las telas y adornos.
                                         Todo dispuesto para entrar en el tema.
                                             A punto de dar forma.
                                           Por cierto..... se me olvidó darles colorete a sus caritas. ¡Soy un caso!
                                          Como es un regalo le puse caja transparente con un fondo de cielo estrellado y encima papel de seda blanco, formando las nuebes (no hay foto) Y luego todo envuelto con el mismo papel azúl del fondo. Tampoco hay foto, aquí ya iba yo toda embalada de tiempo, pues mi hija iba a entregarlo en persona. Pero bueno, con un poco de imaginación sale ¿Verdad?
                                         Besos para cada una de vosotras y que el nuevo año traiga salud y muchas musas para seguir compartiendo maravillosas labores.
                                         
                                                                                                      Nita
                       

martes, 26 de diciembre de 2017

Interior del costurero

Hola de nuevo preciosas:
                        Pues sí, lo he conseguido, tengo la parte de abajo acabada, parece que no me lo crea, todo de un tirón. Hacía meses que no tenía tanto tiempo.
                       Pero nunca es bastante...  no dispongo aquí del costurero para montar el forro, de manera que será en la próxima.  Estoy pensando si poner o no, un ribete pequeño en el dobladillo de los bolsillos para que destaquen más. No sé, igual se me cruzan los cables.
                          Y de momento así  queda hasta que pueda tener todo junto y hacer  las fotos para subirlas.
                           Descansar, todo lo que podáis que las vacaciones son para eso. Al menos todo lo que sea posible. Besos........


viernes, 22 de diciembre de 2017

Forro de costurero

Hola amigas:
                      Después de tener a punto el costurero toca  vestirlo y  dejarlo acogedor para recibir bien a los componentes que debe albergar.
                          En  costureros de mimbre se suele poner telas llamativas de bonitos colores. En mi caso como no hay mucho donde  escoger, la elegida necesita un contraste. Creo que el verde ( mi color favorito) le irá muy bien con detalle a ganchillo o crochet.

                          Tomar medidas, fruncir, orillar y rematar o tejer.  La  parte de arriba es la más sencilla. Antes de sujetar a la tapa estoy indecisa en colocar en el centro un aplique, super botón o el  tradicional alfiletero. ¿Qué os parece?....   Lo voy a pensar.
                                 Y cogiendo  carrerilla, a ver si en éste fin de semana, que lo tengo un poco raro, consigo tener la otra parte.
                                  Es un fin de semana muy entrañable, así que os deseo una FELIZ NAVIDAD con salud  en compañía de vuestros seres más queridos.
                                  Y mi más sincero agradecimiento para todas las que me seguís. BESOS.



jueves, 21 de diciembre de 2017

Costurero tradicional

Hola amigas:
                          Algunas tendréis el blog descansando mientras nos centramos en  las vacaciones  navideñas, felicidades y que con buena salud disfruteis de días tan entrañables. Yo como tengo sesión continua, sólo los días festivos dejaré fiesta al blog.
                           Me quedan aún pendientes algunos regalos hasta Reyes y  la intención es de  ir  subiéndolos en la medida que pueda ya que la nieta, bebé, necesita atención y me toca en suerte atenderla.  Ocurre que cada vez que voy a casa de mi hija pequeña, casi siempre hay algo para coser,   reparar o incluso zurcir, pero he aquí que no tiene si quiera los utensilios primarios para ello. ¡Qué gordo!  ¿Verdad?   Pues voy a ponerle solución antes de que acabe el año. Le haré un costurero completo, aunque en definitiva lo tenga que utilizar una servidora. Seguro me entendéis.
                             Entonces al meollo: en el trastero de casa descubrí un costurero de mi madre, con más polvo que una carretera, pero con seguridad recuperable.
                               Como se encuentra en buen estado lo que necesita es una limpieza en profundidad. En primer lugar le he dado una pasada a conciencia con el compresor para quitar todo el polvo  cumulado desde no se  sabe cuántos años. Por dentro y por fuera: cestillo y tapa.
                               Segundo, lavar también a fondo. Hay varias formas de limpiar el mimbre, yo me he decantado por agua y amoniaco, mezclado a partes iguales. He frotado con un pincel haciendo incapié en todas las ranuras, aunque he "tripitido" el proceso.
                                Luego bien aclarado, también con pincel, y secado al aire muy muy bien. Y en ésta ocasión la foto ha sido fiel  al color, destacando la diferencia del antes y después.
De reparación hay poco, sólo la arandela superior para poder tirar de la tapa que dejaré para más adelante.
                               Entonces, una vez bien seco, dos pasadas... o tres, de barniz  y el aspecto cambia visiblemente. Ahora da gusto y ya puedo empezar a vestirlo. Me pongo YA manos a la obra.
                               Muchas gracias a todas  y que no os agobiéis con los preparativos. Besos.

                   

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Gorra nueva



                               Hola amigas: 
                              ¿Gorra?   Pues sí, pero  especial.  ¿Quieres saber cómo y por qué? Te lo cuento. 

                              Mi hijo utiliza gorra en el trabajo, pero no es una gorra normal y corriente, lleva incorporada una protección contra esos golpes que te dejan dolor un buen rato, si no te han hecho  herida.  Lo anecdótico, lo llamaremos  así, es que la empresa  donde trabaja no se la  proporciona, la tiene que comprar él por su cuenta y no es barata. Cuesta 20 €.


                              Después de mucho batallar las secuelas de la susodicha eran tan irreversibles que  estaba decidido a jubilarla. 


                              Pero en estos tiempos el bolsillo tiene demasiados extras y se me ocurrió llevarla al hospital costuril, como última alternativa.  

                              Era  una intervención que nunca había hecho y la visera era uno de los mayores problemas, por su rigidez y porque no sabía si la máquina podría resistir semejante sutura. Estaba claro que era una operación a corazón abierto. 


                               La llevé a la mesa de operaciones y con mucho cuidado, por lo endeble de la tela,  empecé a descoser una a una todas las costuras. De ésta forma conseguiría el patrón exacto que necesitaba.


                              Ahora era cuestión de localizar una tela resistente (muy resistente) la obtuve de reciclaje (de una falda) y otra calada.


                                     No hice fotos de la ejecución, estaba tan concentrada  que cuando me di cuenta ya la tenía montada. Vamos, que en éstos casos no te puedes descuidar, porque una equivocación  ralentiza mucho  el trabajo y tampoco hay mucho tiempo... 
                                   Lo  que queda de lo original es la cinta interior protectora que rodea toda la gorra y  aunque  vieja aún tiene vida por delante.





      
                                      No os creáis que la hice en una tarde, no, me ha costado días, sólo he podido dedicarle ratos. ¡Vamos! que he tenido que mantener su corazón atado a la máquina! (nunca mejor dicho).
                            Nada más deciros que cosas como ésta me impiden  participar en retos blogueros, pero que éste arreglo  me ha supuesto un auténtico reto.  No estará de diez, pero mi hijo contento, ahorro de  dinerillo y yo satisfecha por completo.



                                               Muchas gracias si habeis llegado hasta aquí, porque ésta clase de trabajo no es muy atractiva que digamos, más bien un en-gorro, pariente de la gorra.
                                               Un beso virtual para cada una.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Tarjeta navideña

Hola amigas:
                       Éstas navidades he tomado la decisión de hacer protagonistas a los regalos, de modo que aprovechando el  Reto amistoso 95 de nuestra anfitriona Consuelo he confeccionado una tarjeta navideña para enviar a una querida y antigua amiga, la cual sabe de mi afición a las manualidades.
                        He combinado un poco la técnica del kirigami con el ganchillo:
                        En la portada, una pobre imitación al típico árbol de navidad nevado pero hecho con todo cariño.
                                       Al abrir la tarjeta nos encontramos con los regalos que trae Papá Noel . A la izquierda Santa con ojillos movibles y a la derecha un cartel con "Felicidades"
                                 Queda más bonita al natural, pero bueno, voy a explicar un poco el montaje.
                                 Aunque no sirve como tutorial, os diré lo básico. 
                                 Primero recorté la plantilla y la llevé a  cartulinas de distinto color.
                                      Cada caja la forré a ganchillo con hilo muy fino.
                        Tras estudiar qué purpurina poner, me decidí por la más gruesa, pese a no  apreciarse bien el brillo en la foto. 
                          Luego la cabecita de Santa y un lazo para rematar los regalos
                              Sólo quedaba pegarlo todo y poner unas estrellitas.

                                    Una felicitación casera a más no poder, je,je.   Sí quereeis ver a las demás participantes pinchad aquí.    Y de aquí iré visitando poco a poco al resto. Besosssssssss.


miércoles, 29 de noviembre de 2017

Cojín, reto

Hola amigas:
          Hoy os presento el Reto de "tejeconmigo" que hace un mes anunciaba en un lateral de mi blog.
          Se trataba de hacer un cojín con esos restos de lana que siempre nos sobran de otros trabajos.
          Una de las condiciones era subir cada semana en el blog de la organizadora el avance de la labor.  Es un trabajo muy fácil de hacer y muchas ya lo habían terminado en la cuarta parte del tiempo.
                                Aquí os muestro primero las pruebas que hice para hacerme una idea.
                                Después de  unos cuantos cuadraditos más empecé a diseñar cómo lo haría.
                               Hice la distribución encarando colores..
                                  

                                  Y por último la trasera.
                                   Coser y rellenar. Lleva una tela debido al calado del punto.
   

                                   Y nada más. Daros un abrazo a cada una de las que me visitais con vuestros comentarios. Besos.
                                                               


viernes, 17 de noviembre de 2017

Estuche de ajedrez

Hola amigas:
                               Esta otra labor también va destinada como regalo de navidad.
                               Hace tiempo que uno de mis yernos lleva las fichas del ajedrez de Herodes a Pilatos en una bolsita de tela, la cual necesita urgente jubilación, así pues se me presenta un buen motivo para cambiarla por un estuche que albergue dichas fichas.
                                 
                               Como últimamente, la mala pata parece que me va persiguiendo, ni siquiera he podido encontrar la tela a cuadros Blanqui - negros.
                               ¡ Pues en azul!  no me voy a pelear por ello. 

                   La tela interior es sufridita aprovechando un trozo de retal.                         
                               Anque no se percibe, lleva su entretela mullidita para cobijar bien a las fichas. El cambio de luz hace que las telas parezcan de otro color.
                                Y en el exterior un aplique para que se vea lo que alberga dentro.
                               Otro cambio de luz  y también de máquina,  distorsiona del todo el color. El auténtico es de azul marino, como se ven en las fotos de arriba. Pues es que la máquina tambien me está dado guerra. Y lo gordo es que "sin ella no puedo estar". O sea, como con el estropajo... 
                                                      A ver si los reyes me hechan un cable, pero me temo que el cable ya está destinado  para otro menester.
                                              Aún me quedan regalos por hacer, de modo que me pongo en marcha de nuevo para el siguiente. Muchas gracias a todas y un abrazote.