jueves, 29 de junio de 2017

Tutorial cojín anti vuelco

                               Lo prometido es deuda y así os traigo preparado ya, el tuto del cojín o rulos antivuelco para bebés. Como os dije,  en el momento de hacerlo, no encontré ningún tutorial así que sólo de vista y acomodando medidas a mi criterio éste es el susodicho.  Además sin coste alguno por tener todo lo necesario.
                               Unos retales de toalla me sirven para los rulos.  El sistema que  empleo me permite desenrollar la toalla para realizazr un lavado mucho más cómodo en caso de suciedad, como también un secado más rápido que los que venden.
                               Lo bueno de hacerlo nosotras mismas es que podemos darle las medidas que mejor nos parezca. Las mías son:  Toalla rulo grande: largo 1,55 cm  que doblo por la mitad más otro doblez hasta dejarlo en 76 cm. Se convierte en76 x 39. Enrollar por el lado de 39 cm.
                                                      Toalla rulo pequeño: 1,60 doblado por la mitad  se convierte en 80 x 25. Enrollar por el lado de 25cm.
                               Después de enrollarlo muy pretito  el rulo grande mide 33 cm de circunferencia
                                                                                                  el pequeño  21 cm
                               Medidadas de las telas: Rulo grande: 51 x 39 teniendo en cuenta de dejar margen en los extremos para luego pasar la cinta de cierre.
                                                                     Rulo pequeño: 32 x 25
                                Derecho de la tela del  rulo grande: cosemos a 2,5cm de  sus extremos largos cinta  velcro la parte que raspa. Dejar libre unos 5 cm (sin cinta) para poder fruncir luego la tela.
                             Cosemos por el revés y le damos la vuelta. Quedará así.
                               A parte cortamos un trozo de tela del mismo largo pero de ancho... 18 cm. Doblamos por la mitad (a lo largo) y cosemos por el revés.
                                Damos la vuelta y planchamos.
                                Ésta tela puesta encima de los velcros anteriores ha de taparlos por completo.
                                Es decir, que sirve de protección para que el velcro no raspe ni se pegue a otros tejidos.
                                Se cosen los dobladillos junto con la última tela, lo suficiente ancho como para que pase la cinta de cierre. Y rellenar con la toalla correspondiente.
                                Lengua del cojín pequeño:  encarar dos rectángulos de 36 x 17 uno de los extremos cortar en redondo y coser. Dejar libre el otro extremo y dar lavuelta.
                                Pespuntear  de nuevo por el derecho y coser dos tiras de velcro (la parte suave) 
                               Rulo pequeño: después de coser los exteremos de la misma forma que la del rulo anterior centrar la lengua por el derecho y coser.
                                Rellenar también con su toalla.
                               Es hora de colocar las cintas para el cierre. 
                                Y ya se puede poner el cuerpecito del bebé de costado  ajustando la longitud de la lengua a su medida. 
                               Como el rulo grande tiene el velcro en toda su longitud, el pequeño tiene margen para  subir o bajar según convenga. 
                                E igualmente en anchura a  medida crece el bebé.
                               Y el velcro queda de tal manera que no molesta ni se pega en nigún momento gracias a la tela superpuesta.
                                Lo malo de todo el tuto es  el cambio de color de las fotos. Consultaré si se puede solucionar, pero para cámaras que son una patata, pocos remedios hay. 
                                Menos mal que para lo importante sí vale.
                                Feliz semana. Besitos para todas.










martes, 20 de junio de 2017

Gorrita para el bebé.

Hola amigas:
                             Sigo haciendo cositas para la nieta. Hoy toca una gorrita porque los papis han ido de compras y se han decepcionado al no encontrar ninguna para bebés de un mes.
Ningún problema, enseguida me pongo  manos a la obra. Lo malo es que he tenido que sujetar a los ganchillos porque todos querían ser protagonistas en realizar la labor.  ¡No, ésta vez no!. Hay que tener en cuenta que hasta hace muy poco tiempo, la nena, se encontraba en un medio sin roces sólidos  y su piel es sumamente sensible. Dejaré el ganchillo o crochet para más adelante optando por la tela que es más suave incluso mejor para estos calores que ya estamos padeciendo.

                                La intención era subir con tutorial pero me vais a perdonar, no lo  tengo preparado, ya sabeis que nos suele absober un tiempo del que ahora lo tengo muy medido. Es más, aún queda pendiente el anterior. Pero todo llega, no os preocupeis.

                                Le queda un pelín grande ¿Que dentro de poco tiempo ya no le vale?  No importa,  hago otro nuevo. No es dificil de hacer, aunque antes   he ido tanteando un poco porque es la primera vez que lo realizo en tela. De hecho he olvidado hasta el botón forrado.

                                De momento se sale del paso y todos contentos, que de eso va la cosa ¿No?.  Abrazos.


martes, 13 de junio de 2017

Cojín anti vuelco

Hola amigas:
                               Seguramente hemos oído en más de una ocasión sobre la muerte súbita del bebé provocada en la mayor parte de los casos por la postura del mismo mientras duerme. Durante un tiempo se creyó que la mejor postura durante el sueño era boca bajo, hasta que se descubrió que   podría ser un factor más en provocar la muerte del lactante.  Era muy habitual acostar al niño sobre su tripita: se creía que de esta forma expulsaba mejor los gases y, si vomitaba, se evitaba su asfixia. Cuando se comprobó que, por el contrario, eso no hacía más que aumentar el riesgo de asfixia, se recomendó cambiar la posición hacia arriba.

                                Pero dormir boca arriba también está demostrando tener su consecuencia negativa. Predispone a que el bebé sufra plagiocefalia posicional, deformidad en la cabeza del bebé caracterizada por el achatamiento de la parte trasera y una asimetría craneal. A parte de vomitar y atragantarse.
                                       Yo siempre  he acostado a mi hijos de lado aternandola cada vez. Y asegurándolos par que no cayeran, con unas toallas pequeñas. Hoy están los cojines antivuelco que aunque tampoco sean seguros al cien por cien, nos da un margen de seguridad o al menos de tranquilidad.

                                       A pesar de buscar por internet no he encontrado ningún tutorial, sólo imágenes. De manera que cogiendo ideas de aquí y de allá, he confeccionado el cojín a mi manera.
Dejarme que ultime el tutorial y  lo subiré por si  a alguien le interesa.  Besos.
                                    
                                        

martes, 6 de junio de 2017

Dou-Dou

                                Hola de nuevo amigas:
                                Voy despacito pero procuro estar al día.
                                Hoy os traigo un dou-dou hecho para mi nueva nieta, que aún no lo puede utilizar, pero los bebés crecen rápido y para entonces ya lo tiene preparado.
                                Es muy sencillo de hacer y hay varias blogueras que ya lo han posteado. Yo lo he hecho un poco a mi manera, pero basándome en el tutorial de Maricarmen del blog "Coso que te Coso".

                               He puesto una entretela para darle más cuerpo. Como sabeis, hay prendas  de invierno  gorditas. Algunas las conservo para reciclar, mejor dicho, para entretelar. Y eso es lo que he hecho.     
                                No he puesto el papel de celofán, como MC, quizá en el próximo.

                                Sólo queda escoger cintas de colores en contraste. 
                                Se cose por el revés, se le da la vuelta y  se  vuelve a hacer un pespunte  todo alrededor. Un poco de plancha y listo.
                                 Aún me queda pendientes, pero como digo, poco a poco, que el agobio no soluciona ni ayuda.
                                 Besos.